LINARES SE CONVIERTE EN LA PRIMERA CIUDAD DE ESPAÑA EN CONTAR CON "LOS SEMÁFOROS DEL RECICLAJE".